El Tarot y La Videncia

Signos opuestos del zodiaco

Los opuestos se atraen y eso no es un mito. Veremos que todos los signos del zodiaco que les presentaremos, se llevan muy bien entre sí y que incluso podrían generar tanto una relación sentimental como laboral. Lo que no podemos pasar por alto es que pertenecen a naturalezas opuestas y eso debe tomarse en cuenta a la hora de iniciar algo en cuya permanencia depositamos nuestras esperanzas.

Signos del zodiaco tan opuestos como cercanos

  • Aries – Libra: Aries representa el impulso, la fuerza que empuja sin importar hacia dónde porque lo que importa es el movimiento y el actuar irreflexivamente. Libra es todo lo opuesto, ya que actúa en base a las reflexiones que medita con cuidado y dedicación, al tiempo que cuenta con una energía sutil, la cual lo lleva a desplazarse grandes distancias, pero sin que nadie lo note.

 

  • Tauro – Escorpio: Tauro es la razón, el materialismo y la realidad, mientras que Escorpio se rige por la intuición y deja todo lo material de lado para centrarse en el crecimiento de la espiritualidad. Escorpio cree porque siente, pero Tauro lo único que siente es que no creerá hasta que la verdad se choque de frente contra él y sacuda su humanidad.

 

  • Géminis – Sagitario: Géminis es la trivialidad en persona, mientras que Sagitario juzga duramente una actitud tal. Sagitario es la representación de los estudios superiores y de la espiritualidad más elevada, pero Géminis solo entiende de satisfacciones y de placeres pasajeros, a los cuales les dedica gran parte de su tiempo. Se llegan a entender con el tiempo, pero necesitarán ser pacientes con el otro, y paciencia es justamente lo que a ninguno le sobra.

 

  • Cáncer – Capricornio: se juntan la ternura y la severidad. Lo más positivo de esta unión es que Capricornio comprenderá que el mundo no es un lugar tan rígido y que hay personas que dejan su satisfacción de lado para servir a los demás. Lo que Cáncer tiene para ganar de este vínculo es el fuerte sentido de realidad que le regalará Capricornio, quien le hará entender que para ser generoso son los demás, no debe olvidarse se serlo consigo mismo.

 

  • Virgo – Piscis: la razón y practicidad de Virgo colisionan contra ese mundo etéreo en el que se maneja Piscis. Cuando Virgo quiera asirse de alguien sólido, encontrará a un ser netamente espiritual al que poco le importan los bienes materiales. En esta unión hay mucho para transmitirse mutuamente, de modo que hay un largo camino que los aguarda a ambos con muchas sorpresas agradables por descubrir.

 

  • Leo – Acuario: la posesividad de Leo contrasta con el espíritu libre de Acuario, pero ambos se encuentran mutuamente fascinantes. A medida que más se sorprenden de estar al lado de alguien tan opuesto a ellos, más se deleitan con la compañía del otro.