El Tarot y La Videncia

Significado de las cartas del tarot del amor

Recurrir al tarot cuando tenemos un interrogante de índole amorosa es un medida con un poco de lógica y con mucho de magia. Recibimos información y consejos que nadie más que nosotros conoce o puede apreciar. Sabemos que son válidos y que pueden cambiarnos la vida, pero ¿de dónde vienen? ¿Quién está detrás de toda esta sabiduría? ¿Quién observa nuestra vida y tiene las respuestas que a nosotros tanto nos cuesta encontrar? La respuesta está en los arcanos mayores. Estas veintidós cartas encierran todo el conocimiento universal y lo ponen a nuestros pies cuando recurrimos a ellos. El tarot está disponible para todas aquellas personas que confíen en la sabiduría que late en cada uno de sus símbolos y decida pedirle consejos. A continuación te presentamos el significado de cada arcano y el rol que cumplen los cuatro palos que conforman los arcanos menores cuando abordan un asunto amoroso.

Significado de los arcanos mayores en el amor

El Mago: te trae noticias fabulosas con respecto a tu relación. Pronto un gran amor llegará para iluminar tus días.

La Sacerdotisa: te recuerda que las pasiones irracionales no tienen larga duración en el amor. Necesitas buscar algo verdadero.

La Emperatriz: eres una persona irresistible y tienes un gran séquito de admiradores, pero tiendes a tomar decisiones sin meditar al respecto y eso necesita cambiar por tu bien.

El Emperador: cuentas con el poder. Úsalo en beneficio de ambas partes de la pareja. Si te encuentras en soledad emocional, la decisión de seguir así o de comenzar una nueva vida está en tus manos.

El Sumo Sacerdote: aparece una persona con mucha experiencia en tu vida. Tendrás la oportunidad de sanar tu corazón y de comenzar desde cero a su lado.

Los Enamorados: los sentimientos encontrados se hacen presente y te encuentras en medio de una encrucijada. La primera decisión que tomes no será la correcta.

El Carro: la pareja emprende un viaje o una nueva etapa en mutua compañía. Puede ser que inicien un negocio juntos. Se abre la puerta hacia opciones que consideraban imposibles para este momento de sus vidas.

La Justicia: hay en el aire una propuesta de matrimonio y de formar una familia. La pareja se consolida y comienza a transitar por un rumbo fijo y sin distracciones.

El Ermitaño: hay desconexión entre tu pareja y tú. Un período de alejamiento hará que las ideas se aclaren y que quien tenía dudas las aclare. Volver a estar juntos no siempre será el resultado final.

La Rueda de la Fortuna: esta carta te pone frente a frente con tus propias acciones. Si has actuado de forma correcta y honesta, puedes esperar algo muy bueno en el amor. En cambio, si has recurrido a los artilugios del engaño, se te devolverá lo mismo para que empatices con las personas y no las trates como no te gusta que te traten a ti.

La Fuerza: si haces uso de tu voluntad, podrás lograr hacer los cambios necesarios para que tu relación tome el camino correcto. Hay mucho trabajo interior que te espera.

El Colgado: insistes en llevar la relación por una senda extraña y errada. Escucha a tu pareja antes de que sea demasiado tarde. Cuida tu comportamiento y actitudes posesivas.

La Muerte: la pareja llega a su fin. Nada puede salvarla. Es momento de duelo para estar listo cuando llegue la hora de volver a empezar.

La Templanza: el tarot te pide que escuches las diferentes versiones para explicar el problema por el que tu relación atraviesa. Despójate de los prejuicios y no te victimices, ya que esto jugará en tu contra.

El Diablo: te encuentras inmerso en una relación opresiva y tóxica. Si no tomas la decisión de ponerle fin, terminarás bajo el total dominio de tu pareja.

La Torre: cuando lo que construyes con amor, se desmorona por negligencia y hasta por conductas destructivas de la otra parte, te sientes devastado. Necesitarás del apoyo de tus afectos para salir adelante de esta situación y para no intentar retener a quien ya nada tiene que hacer a tu lado.

La Estrella: la esperanza se materializa y tu relación despega. Hay momentos de amor, pasión y ternura. Empiezan los planes a futuro.

La Luna: ocultas algo que podría comprometer tu relación, pero si no lo aclaras antes de que salga a la luz, será el final de la relación de amor que tanto quieres preservar.

El Sol: la relación florece y empieza el mejor momento amoroso de tu vida.

El Juicio: pasarás por una dura prueba. La crisis de pareja amenaza con destruir todo si te entregas a las emociones. Necesitarás que apelar a toda tu entereza para mantenerte en pie. La pregunta que queda en el aire es: ¿vale la pena salvar la pareja?

El Mundo: tu situación sentimental se consolida y los deseos se cumplen. Llegas a ese destino emocional que buscaste toda la vida. Conocerás a la persona correcta.

El Loco: la incomprensión lleva a la soledad y la pareja entra en una seria crisis. Es preciso analizarse y redefinir las metas hacia las cuales nos dirigimos.

Ahora te proponemos que veas todos estos significados puestos en práctica en la tirada de tarot para el amor.

Significado de las espadas en el amor

Representan conflictos, tanto internos como provenientes de terceros. La relación peligra a causa de la desconfianza, las discusiones y la cizaña que otros han sembrado y ustedes han permitido que crezca.

Significado de los bastos en el amor

Cuando hay bastos quiere decir que la relación se basa o tiene un muy fuerte componente de índole sexual. No necesariamente desplaza al amor verdadero, pero hace énfasis en la fuerte atracción física que ambos sienten.

Significado de las copas en el amor

Es una relación impregnada de emociones y emotividad. Existen una compenetración muy poderosa entre ambos. El amor trasciende la sexualidad y los problemas, ya que es lo más importante que comparten. Son casi indestructibles como pareja.

Significado de los oros en el amor

Nos muestra que es una relación basada en en el interés económico. Puede ser que juntos estén generando una importante cantidad de dinero gracias a un emprendimiento en común. Sin embargo, también es posible que se trate de un vínculo en el que uno de los dos esté involucrado con el otro únicamente por el dinero.