El Tarot y La Videncia

Las runas de protección y su significado

Las runas de protección forman parte del mágico mundo de la adivinación que se lleva a cabo al predecir el futuro por medio de estas pequeñas piedras, cuyas inscripciones son el legado que los escandinavos nos dejaron y que empleaban para escribir las lenguas germánicas. Cada runa tiene un símbolo cargado de significado, por ello es que no sólo las podemos utilizar para predecir el futuro, sino que también poseen un uso mucho más práctico y tangible, como es el de la protección.

Origen de las runas de protección

Las runas de protección son aquellas que pertenecen al grupo de las runas celtas, cada una de las cuales cuenta con un nombre, el cual no sólo significa algo, sino que tiene el poder de obrar sobre la materia, por lo tanto, puede modificar a las personas. Cuando hablamos de modificaciones, estamos haciendo referencia a la forma de pensar, de sentir, de obrar e incluso de ser afectados por nuestro entorno.

En tiempos inmemoriales, el ser humano vivía acechado por constantes peligros: fieras salvajes, inclemencias del clima y tribus enemigas eran sólo algunos ejemplos de todo aquello a lo que el Hombre estaba expuesto. Como es de esperarse, las armas, las técnicas defensa y el camuflaje de la naturaleza, no siempre eran suficientes, por lo que muchas veces solían recurrir al poder de ciertos símbolos, los cuales les conferían una protección especial y los transformaban en imbatibles para los enemigos.

Símbolos de protección

Los símbolos de protección que se utilizan en las runas son los siguientes:

  • Algiz: su forma es como la de una Y, pero el palo que hace de soporte sobresale en medio de la «v» que forma el tope de la letra. Simboliza al Hombre con los brazos extendidos hacia el cielo en actitud de imploración o agradecimiento. Es la representación de la construcción duradera y sentada sobre bases sólidas. Como protección se la asocial al junco, el cual se dobla, pero jamás se quiebra.

 

  • Inguz: es la runa que se representa con dos «v» superpuestas, pero de forma horizontal, quedando enfrentadas una a la otra. Su simbología se basa en la búsqueda de los complementarios, de esa otra mitad que me hará sentir completo y realizado. Su protección consta en hacernos encontrar las raíces y sentar bases en terreno firme.

 

  • Teiwaz: su forma es la de una flecha orientada hacia arriba. Nos protege dándonos el coraje que necesitamos para embarcarnos en aquellas actividades arriesgadas, pero que mucho beneficio nos traerán si logramos sortear sus obstáculos.

 

  • Ehwaz: tiene la forma de una «M» y está asociada a los cambios que se producen para bien. Es ideal utilizarla en cambios que tengan que ver con movimiento, tales como mudanzas y viajes.

 

  • Eihwaz: es muy similar a una «Z», pero al revés. Está relacionada con todo lo que tiene que ver con la prevención y desviación del mal y de la mala fortuna.

Usos concretos de las runas de protección

En el pasado remoto, cuando todos esos peligros estaban latentes, las personas utilizaban el poder de las runas protectoras cada vez que tenían que emprender un viaje o cuando se generaba un cambio de estación o climático que pudiera traer aparejados problemas tales como la escasez. La forma que tenían los hombres primitivos para servirse de estos poderes protectores era a través de la pintura corporal, puesto que se pintaban los símbolos de estas runas en diferentes partes del cuerpo.

Hoy en día, tenemos la posibilidad de pintarlas, ya sea en la puerta de nuestra casa o en un elemento colgante que le pongamos a esta. A su vez, podemos también hacernos un dije con una inscripción de estas o incluso nos las podemos tatuar.

No importa de qué forma las llevemos con nosotros, lo importante es creer en su significado y en su poder.