El Tarot y La Videncia

Todo sobre las plantas negativas

Aprende todo sobre las plantas negativas y cómo puedes hacer para que no te afecten, ni en tu hogar ni en tu estado de ánimo o relaciones con las demás personas que viven contigo. Recordemos que las plantas son seres vivos y que, al igual que las personas y los animales, reciben las energías que emiten las personas para posteriormente volcarlas en el ambiente. Sin embargo, la gran diferencia es que las plantas no tienen un mecanismo de defensa natural para deshacerse de dichas energías. Hoy sabrás todo acerca de las plantas negativas y cómo neutralizarlas.

Descubre cuáles son las plantas negativas y cómo afectan nuestra vida

¿Has notado que ciertas plantas se llenan de pequeños insectos que se mimetizan con ella mientras que sus compañeras permanecen intactas? ¿Has comprado o te han regalado una planta flamante y al poco tiempo se ha venido a menos y su muerte parece inminente? Entonces estás frente a una planta que ha sido afectada por energías negativas que se están generando en tu propio entorno.

El concepto «plantas negativas» no es del todo correcto, puesto que la planta en sí misma no genera negatividad ni malas vibraciones. Lo que ocurre es que determinadas plantas son más vulnerables a las energías negativas que generamos las personas, por lo que tienden a abicharse, decaerse o secarse. Si bien la planta en sí misma no genera malas ondas, hay ciertas especies que sí son más vulnerables a las energías humanas. Dichas especies son las siguientes:

  • Ficus: conocida popularmente como la higuera, este árbol cuando absorbe negatividad genera desprotección a los miembros de la casa y trae malos presagios.

 

  • Potus: es muy receptiva a las malas vibraciones, por lo que las discusiones en casa aumentarán considerablemente si es que ya existían a la hora de que llegara esta planta al hogar. Otra opción es que las relaciones en casa comiencen a ir mal siendo que el potus ya estaba en casa. En ese caso, tampoco debemos atribuirle este cambio a la planta, sino que hemos sido nosotros los responsables del problema. En este caso ocurrió que la planta, al absorber la energía negativa, la devuelve al ambiente y potencia las peleas domésticas.

 

  • Hortensia: distancia el amor y extingue la pasión. No es conveniente regalarla, mucho menos a parejas de recién casados, aunque tienen que haber problemas pre-existentes en la unión para que actúe negativamente.

 

  • Cactus: aleja lo bueno y atrae lo malo. Los planes de acontecimientos positivos pueden desaparecer de un momento a otro. Es conveniente bendecirlo antes de que entre a nuestra casa.

 

  • Calas: utilizadas como decoración en la casa, tienden a trancar el flujo de energía de las personas, por lo que no podremos liberarnos de los miedos, las angustias y los sentimientos negativos que nos aquejan.

Todo tiene solución

Si tienes o deseas tener alguna de estas plantas, no debes renunciar a la idea ni deshacerse de una enorme higuera porque en tu hogar haya negatividad, sino que lo que corresponde hacer es neutralizar las malas vibraciones que estas plantas han absorbido. ¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo:

Recolecta agua de lluvia en un recipiente grande y añádele un chorrito de jugo de uva. A su vez, pulveriza hojas de valeriana y agrégalo a la mezcla de agua y jugo. Día a día, o cuando corresponda según las necesidades de la planta, se regará la tierra y se rociarán las hojas de la planta en cuestión con esta preparación.

En conclusión, podemos aconsejarte que la próxima vez que una planta comience a sufrir de manera inexplicable en tu hogar, debes revisar los vínculos y la forma de relacionarse que se están manejando en tu entorno. Es posible que las plantas te estén indicando mucho más de lo que ellas pueden decir.