El Tarot y La Videncia

Cómo es el hombre Sagitario

Sagitario es el signo representado por el centauro Quirón. A diferencia de sus congéneres, Quirón era instruido, artístico, sabio y siempre dispuesto a ayudar a los demás. Mezclando la música con la medicina, Quirón se abrió paso sin siquiera quererlo, lo que lo llevó a convertirse en el maestro instructor, entre muchos otros, de Asclepio, dios de la medicina e hijo de Apolo. Este último dios fue quien convirtió a Quirón en un brillante arquero. Este centauro fue el bisabuelo del legendario héroe Aquiles. Ahora que conoces los orígenes del hombre de Sagitario, exploremos sus aspectos más cotidianos.

Cómo es un hombre de Sagitario en su vida cotidiana

Personalidad: el hombre de Sagitario cuenta con una personalidad abierta, con una mente dispuesta a absorber nuevos conocimientos e ideas y con un espíritu para nada afín a las ataduras. Puedes disfrutar de lo mejor de su esencia, pero con él todo es efímero, ya que más pronto que tarde marcha para otras tierras a predicar sus encantos más allá de las orillas que lo vieron nacer.

Amor: suele entusiasmarse mucho al comienzo… lástima que estos períodos duran demasiado poco para las mujeres que se sienten fascinadas con sus encantos. Continuar a su lado después de la etapa inicial es un desafío que muy pocas pueden superar. Sagitario necesita de innovación y de libertad. Es un adelantado a su tiempo. Por ende, sus ideas en el amor siempre estarán algunas generaciones más adelante. Esto deriva en desacuerdos con sus contemporáneas para lograr una relación equilibrada. Si eres una mujer con la mente abierta y dispuesta a aceptar un amor libre y creativo, tendrás más chances de poder amarlo por todo el tiempo que desees.

Trabajo: necesita sentirse motivado para que la alarma matinal no rechine como chatarra vieja en sus oídos. Es un hombre con una fuerte creatividad latiendo en su pecho, por eso los mejores trabajos para él están relacionados al arte, a los deportes y al diseño.

Psicología: es un hombre que necesita compenetrarse con la realidad. Para ello, la ampliará y la sintetizará. Por lo tanto, no puedes hablar con Sagitario, por ejemplo, del capitalismo, sino que tendrás que especificar de qué capitalismo hablas. Ellos dividen los temas por categorías y van a lo más profundo del saber. No hay simpleza ni superficialidad en su forma de captar el mundo, sino que convierte las cosas más cotidianas en alimento para su filosofía interior.

Intereses: el conocimiento en su más pura expresión es el mayor interés de este signo. A partir de allí, disciplinas como la Filosofía, la Teología y el Neuromarketing, se convierten en los pilares de su entretenimiento y de su modo de vida. Al hombre de Sagitario le interesa descubrir, desmenuzar ese conocimiento y partir hacia otros horizontes para continuar con la aventura de conocer el mundo… y un poco más allá de él también.