El Tarot y La Videncia

Los horóscopos: fechas, elemento, símbolo y gema de cada signo

Los horóscopos se conforman de una serie de características y elementos que son los que terminan de darle forma a lo que nació allá lejos, en el firmamento. Libra no sería el mismo sin su piedra protectora y encargada de encausarlo en sus distracciones y descuidos. Del mismo modo, Tauro es quien hoy es por haber tenido la perseverancia y la sensualidad para seducir a la hermosa princesa Europa.

Haremos un recorrido por los elementos que forman parte vital de cada signo, así te ayudaremos a conocer mejor a sus representantes.

Fechas de cada horóscopo

Aries – 21 de marzo – 19 de abril: son personas con mucha iniciativa y con cero temor a lo desconocido o al fracaso.

Tauro – 20 de abril – 20 de mayo: meditan cada decisión a tomar, ya que esperan que sea la última cosa que deban decidir al respecto.

Géminis – 21 de mayo – 20 de junio: son versátiles y el permanente movimiento es lo que los mantiene en su centro.

Cáncer – 21 de junio – 22 de julio: proteger y cuidar a los más desvalidos es la consigna. Cuando se sienten vulnerados, se reducen a su mínima expresión y se encierran en su caparazón.

Leo – 23 de julio – 22 de agosto: invencibles y magnánimos, son capaces de perder a sus afectos antes que dar el brazo a torcer y admitir que tienen razón.

Virgo – 23 de agosto – 22 de setiembre: metódicos y perfeccionistas, no admiten errores, en especial cuando se trata de ellos mismos.

Libra – 23 de setiembre – 22 de octubre: soñadores, románticos y volátiles. No logran decidirse si te aman o no. Su vida es un constante ir y venir de acuerdo a cómo la traten las circunstancias externas.

Escorpio – 23 de octubre – 21 de noviembre: están convencidos de que aún pueden descubrir algo más que nadie ha logrado descubrir aún. Su punto más temible es su precisión a la hora de vengarse.

Sagitario – 22 de noviembre – 21 de diciembre: emprenden la aventura sin saber dónde terminarán, pero tienen los recursos para caer parados hasta en las circunstancias más adversas.

Capricornio – 22 de diciembre – 19 de enero: son sensibles, pero se empeñan en no demostrarlo. Su trabajo y su familia son los pilares de su existencia.

Acuario – 20 de enero – 18 de febrero: les gusta sorprender con ideas estrafalarias que a nadie se le hubieran ocurrido. Son emocionales, pero lo disimulan bajo su capa de independencia. Seguramente te quedaste intrigado con este signo tan contradictorio, así que te invitamos a que explores todas las facetas de su personalidad en horoscopos.eu, una página creada para que conozcas más a fondo a todos los signos del zodiaco.

Piscis – 19 de febrero – 20 de marzo: tienen la sensibilidad a flor de piel. Viven en un mundo de fantasías creado por ellos mismos.

Elementos de cada horóscopo

Aries, Leo y Sagitario – fuego: este elemento los hace impulsivos, apasionados, un poco dueños del mundo un poquito agresivos. Avanzan por la vida sin pensar demasiado si es que se están dirigiendo hacia el lugar correcto.

Tauro, Virgo y Capricornio – tierra: gracias a ella son realistas, conscientes del daño que pueden llegar a causar y un tanto aguafiestas. Consideran que la diversión es un premio que solo se merece después de un arduo esfuerzo.

Cáncer, Escorpio y Piscis – agua: son sentimentales, sensibles el entorno les puede resultar agresivos si no logran desarrollar los mecanismos de autodefensa para protegerse. No obstante, hay mucho más para saber de los signos de agua, lo cual puedes investigar al adentrarte en las características de cada signo en una web tan confiable y seria como es los horoscopos.eu.

Géminis, Libra y Acuario – aire: soñadores y fantasiosos, los signos regidos por el aire son una verdadera caja de sorpresas. Resultan tan impredecibles como adorables.

Símbolo de cada horóscopo

Aries – el carnero: es el carnero que Frixo sacrifica en honor a Zeus.

Tauro – el toro: se trata del toro que enamora a la bellísima princesa Europa.

Géminis – los gemelos: son Cástor y Polux, los gemelos hijos de Leda y Zeus.

Cáncer – el cangrejo: se trata del cangrejo Carcinos, quien ataca a Heracles.

Leo – el león: representa al león de Nemea, el cual es una de las doce tareas que le son impuestas a Hércules.

Virgo – la virgen: es Astrea, la dios hija de Zeus que llevaba en sus brazos los rayos de su padre.

Libra – la balanza: es la representación de la diosa de la justicia Themis, a quien se le atribuían influencias sobre la Astronomía.

Escorpio – el escorpión: es el arácnido que le quita la vida a Orión luego de picarlo.

Sagitario – el arquero centauro: aún no se ha establecido claramente cuál es el centauro que representa a este signo.

Capricornio – la cabra de agua: es la cabra Amaltea, la cual alimentó a Zeus.

Acuario – el aguador: fue el copero más hermoso del Olimpo, el cual despertó la ira de los dioses por su inigualable belleza.

Piscis – los peces: hace alusión a la transformación que sufrieron Afrodita y Eros para poder escapar, puesto que al convertirse en peces, podrían huir por el mar.

Gema de cada horóscopo

Aries – rubí: aporta fuerza, determinación y energía en los momentos en los que el signo decae.

Tauro – cuarzo rosa: brinda optimismo y no nos permite sumirnos en depresión. Atrae el amor verdadero.

Géminis – topacio: genera un equilibrio necesario en los gemelos, quienes tienden a dispersarse o irse a los extremos. Puedes abordar más conocimientos de este y los demás signos del zodiaco al estudiarlos y lograr una mayor comprensión de su psiquis y emotividad.

Cáncer – perla: logra que el amor del cangrejo pueda ser correctamente direccionado a quienes deben recibirlo.

Leo – ónix: disminuyen los altibajos típicos del signo, por lo que lo llevan a sentir y proyectar emociones centradas y equilibradas.

Virgo – cornalina: aporta sensibilidad a un signo que prefiere dejar de lado las emociones para centrarse en asuntos prácticos y de interés común.

Libra – esmeralda: despierta la intuición de un signo que suele ser distraído y demasiado confiado. Activa las alertas para que nadie lo engañe.

Escorpio – berilo: acompaña al escorpión en su camino espiritual. Lo torna más comprensivo e impide que se encuentre a la defensiva de manera permanente.

Sagitario – amatista: transmuta la agresividad innata del signo en energía creadora.

Capricornio – zafiro: resulta un imán para los contactos importantes e influyentes que este signo necesita para abrirse paso.

Acuario – granate: oficia de elemento de retén para este signo, el cual tiende a dejar que el amor y el dinero transiten por su vida sin dejar huellas de haber estado allí.

Piscis – coral: restaura las emociones heridas del pez, un nativo tan brindado a los demás, que se olvida de protegerse a sí mismo.