El Tarot y La Videncia

Cómo es el signo Libra en el trabajo

¿Estás pensando en contratar personal y tu candidato favorito nació en octubre? ¿Estás con los currículums en la mano y quieres decidirte según el signo del zodiaco? O tal vez tu caso sea que te has enamorado de una persona de Libra y quieres saber qué tan responsable y estable es en terreno laboral. En cualquiera de estos casos, este artículo es totalmente para ti.

Libra en el trabajo: visión, actitud y resultados

  • Creativo: es el primero en lanzar ideas al aire en una tormenta de ideas, así como también en darle forma a las que proponen sus compañeros de equipo. Nunca hará las cosas de la misma manera, sino que busca el cambio, la diversión y la espontaneidad en sus métodos. Le gusta sorprender, así como también sorprenderse a sí mismo haciendo lo que nunca había creído ser capaz de hacer.

 

  • Innovador: va a la vanguardia en los últimos métodos y tecnologías. Del mismo modo, crea sus propios procedimientos para obtener resultados cada vez más sorprendentes. Le gusta cambiar, tanto en la forma de hacer las cosas como en lo que hace. Por eso no es de extrañar que pida cambio de sección de forma bastante asidua. Un Libra no deja en paz a su empleador, pero sabe agradecerle con creces su paciencia. Cuanto más lo mimes en lo que te pide, más rendirá durante las ocho horas de oficina.

 

  • Fuera de su zona de confort: un hijo de la balanza está muy lejos de hallar una forma que le resulte cómoda para trabajar y asirse a ella. Es más, cuando nota que todo le está saliendo muy bien, procura salirse de esa zona tan confortable para ir en pro de un desafío.

 

  • Excelente colaborador para trabajar en equipo: una de las competencias más buscadas en la actualidad por los empleadores es justamente la habilidad de poder trabajar en equipo. Esta es el área estrella de Libra. Tiene la humildad necesaria para no buscar hacer prevalecer sus ideas, sino de aceptar y adaptarse a las que mejor le vengan al grupo. Resulta un excelente compañero, ya que se olvida de su propio ego y busca que el equipo entero consolide los logros, no él de manera individual.

 

  • Cumplidor… hasta cierto punto: cumple con lo que se le asigna, pero no podemos prometerte un presentismo al cien por ciento. Tampoco lo condecoraremos por su puntualidad, pero es muy difícil tenerlo todo en un solo empleado.

 

  • Resultados que sorprenden: los empleadores más conservadores pueden sentirse inquietos, hasta incómodos, ante los métodos tan vanguardistas y creativos de Libra. Sin embargo, al final del proceso se encontrará con un resultado que supera sus expectativas. Podremos culpar al hijo de la balanza de ser desordenado en su proceso, pero tendremos que premiarlo al final por haber trabajado siempre orientado a resultados… lo cual estará a la vista.