El Tarot y La Videncia

Cómo contentar a un Cáncer

Es posible que pienses que conformar a un hijo de la cambiante luna no es tarea fácil; lo que hoy le gusta, mañana es de su completo desagrado; lo que ahora defiende, dentro de poco lo condenará y a quien hoy ama, mañana olvidará.

Pues no, no es así.

Cáncer es víctima de un vaivén emocional, por supuesto que sí, pero este no llega a hacer estragos en su voluntad, sino solo en la superficie que es su vínculo con el exterior. Por dentro, Cáncer es uno de los signos más estable y de convicciones más arraigadas de todo el zodiaco. Por lo tanto, si hoy te ama, el único cambio que habrá mañana es que te amará un poquito más.

Si quieres saber por dónde empezar, te lo adelantamos: por el estómago.

Cómo es Cáncer

Emocional: no le hace demasiado caso a su razón, ya que considera que es el corazón el que debe mandar. Si sabes acercarte a él y hacerlo entrar en confianza, podrás conocer esa esencia tan sutil y llena de emociones que lo recubren.

Sentimental: es un aficionado de su propio pasado, y en ocasiones también del pasado colectivo del que formó parte en su infancia, adolescencia y juventud. En sus momentos de mayor sentimentalismo, raya en lo melancólico.

Empático: entiende el sufrimiento ajeno como ningún otro nativo. Esto lo lleva a ser muy comprensivo y benevolente con las personas. Cree que todos merecemos una segunda oportunidad.

Intuitivo: no necesita palabras ni aclaraciones interminables para entender lo que te sucede; te comprende con solo respirar a tu lado.

Dependiente emocionalmente: necesita de sus seres queridos muy cerca de él, ya que no sabe vivir con sus emociones a la deriva, sino que necesita amarrarlas a un corazón.

Muy goloso: por algo te recomendamos al principio que apelaras a su estómago. El nativo de Cáncer es un gran amante de la comida. Juega a tu favor que no es precisamente un sibarita, sino un simple aficionado con fuertes tintes golosos. Si hay comida en abundancia, en especial dulce, será muy poco más lo que pida.

Qué hace feliz a Cáncer

  • Que lo consientan
  • Que lo mimen
  • Que estén pendientes de ellos
  • Que sepan sus gustos y actúen en consecuencia (regalos)
  • Que le cocinen

¿Era tan difícil? ¡Claro que no! Si te preocupa el sector regalos, ya puedes descontracturarte, porque este nativo no pretende nada costoso, sino que si sabe que le gusta el chocolate, le obsequies uno pequeño todos los viernes.

Básicamente, mantener contento a Cáncer reside en hacerse cargo de sus emociones y contenerlo. La compañía, los detalles, los abrazos y la ternura, son lo que hacen que se sienta bien a tu lado y te vuelva a elegir cada día.