El Tarot y La Videncia

Signos compatibles en la convivencia

Vivir con alguien trasciende las barreras del amor romántico. No solo las parejas viven juntas, sino también lo hacen padres e hijos, hermanos, amigos y hasta compañeros de trabajo que comparten más que ocho horas de oficina. Compartir el techo con otra persona no es un asunto menor: la ropa sucia, los platos a lavar, la comida a cocinar, las habitaciones a ordenar… la lista es interminable. Por eso tenemos que saber antes de aceptar semejante responsabilidad qué signos son los que se llevan bien con nosotros.

No obstante, si estás aquí es porque te interesa saber mucho más de los signos, tales como tus predicciones para el día, los signos compatibles en el amor, las diferentes facetas de cada nativo y… simplemente mucho más. Todo esto que buscas está disponible para ti en 12horoscopos.com. Un sitio pensado para informarte y fascinarte con los nuevos descubrimientos de nuestra esencia, es decir nuestros signos.

Ahora nos concentraremos en un aspecto tan cotidiano como vital: la vida junto al otro.

Los signos que mejor conviven entre sí

Aries – Libra: son opuestos y eso hace que la energía entre ambos sea sinergia pura. Libra es el toque delicado que el rústico Aries necesita. El hijo de la balanza le enseñará al carnero cómo ser más diplomático y así entablar relaciones que le resulten provechosas en todos los aspectos. Todos sabemos que Libra puede llegar a ser tan idealista que se pinta sus propias realidades, sin embargo los rasgos positivos de Libra sobrepasan esas pequeñas nubecitas turbias de su personalidad. ¿Quieres conocerlos?

Tauro – Piscis: la sensibilidad del pez se tiñe de realidad cuando el toro que muestra que no se puede vivir del amor ni del pasado. Tauro es el signo perfecto para que Piscis caiga en la cuenta de que tiene que hacerse cargo de lo que pasa a su alrededor.

Géminis – Acuario: juntos imaginan, crean, concretan y vuelven a volar. Acuario le enseñará a su compañero el valor de la amistad, así como también que no puede vivir pensando solo en sí mismo.

Cáncer – Escorpio: la sensibilidad del cangrejo se une con la profundidad del escorpión. Este último le hará desconfiar hasta de su propia sombra. Ahora Cáncer se concentrará en ayudar a quien realmente lo merezca y sus esfuerzos por el prójimo ya no caerán en manos desagradecidas. Sin embargo, los defectos del escorpión podrían hacer que se hunda si no tiene una persona que le enseñe a mirar por los demás. ¿Quieres saber cuáles son los puntos débiles de Escorpio ? Léelos a todos aquí.

Leo – Sagitario: vivir el momento es lo que el león aprenderá, así como también a no ser dueño de nadie. Si Leo tiene un hijo de Sagitario, tendrá que renunciar a la clásica idea que los padres mandan. Aquí la relación será, con suerte, una dinámica de mutuo acuerdo con su hijo más libre que el viento.

Virgo – Capricornio: un vínculo basado en el ahorro de recursos es lo que tenemos aquí. El dinero será el tesoro común que los una y haga que estén de acuerdo en preservarlo como una reliquia. La mesura y la diplomacia también bailarán al son de dos signos nacidos para cuidarse mutuamente y del entorno que los sustenta.