El Tarot y La Videncia

Cómo se lleva Aries con Virgo

Cuando nos imaginamos la combinación de Aries y Virgo, no se nos presenta un panorama precisamente alentador. Aries es fuego puro, el primer signo del zodiaco, el que más atención demanda y el más excéntrico. ¿Cómo podría encajar en la vida de un Virgo, un signo de tierra metódico, mesurado y analítico? Las posibilidades son escasas, solo un profundo amor podría llegar a salvar a esta unión. Descubre a las dos personalidades más dispares entre sí del zodiaco.

Cómo es el signo Aries

Efusivo: sus demostraciones, ya sean de afecto, de amor e incluso de ira, son como una botella de Champagne que explota en el aire. Esta clase de comportamiento y de reacciones, no es del agrado de un Virgo que sabe controlar muy bien sus emociones.

Entusiasta: hay un entusiasmo vital dentro de Aries que lo lleva a mirar la vida con un optimismo que podríamos decir que raya en lo fantasioso y en la irrealidad.

Impulsivo: al estar convencido de que todo saldrá bien, o incluso al ni siquiera considerar que algo malo podría suceder, no piensa acerca de sus actos ni de las consecuencias que estos podrían acarrear. Simplemente hace lo que su corazón le dicta.

Acaparador: Aries, como primer signo del zodiaco, tiende a acaparar la atención de quienes lo rodean. Del mismo modo, tiene la costumbre de conquistar territorios, tanto físicos como sutiles, e ir cambiando la realidad que lo circunda. Esto requiere que las personas a su alrededor sean lo suficientemente flexibles para adaptarse a lo que Aries quiere. Sin embargo, la rigidez de Virgo rechazará este modelo de comportamiento y el conflicto puede suscitarse.

Cómo es el signo Virgo

Precavido: antes de actuar, Virgo estudia el terreno y las posibles consecuencias. De este modo, jamás lo veremos sucumbir a un acto de impulsividad. Esta reticencia a soltarse puede volver a Aries impaciente y demandante, algo que generará un clima de malestar entre ambos.

Perfeccionista: necesita que todo lo que hace quede perfecto. Del mismo modo, exige a los demás el máximo grado de atención para que ningún detalle sea pasado por alto. Aries, por el contrario, se fija en lo global, nunca en lo puntual.

Analítico: Virgo precisa comprender la realidad de forma cabal, incluso hasta sus propios sentimientos y los de los demás. Por ello analiza todo lo que llega a su vida con total meticulosidad.

Materialista: siente una afinidad muy estrecha hacia los bienes materiales. Por tal razón los acumula, ahorra dinero y es reticente a gastos innecesarios.

Compatibilidad entre Aries y Virgo

Aries y Virgo pertenecen a dos universos diferentes: al de lo intempestivo y al de la calma respectivamente. Es muy difícil que sus energías logren alinearse para lograr una armonía que los lleve a conjugar sus intereses y formas de vivir y ver el mundo.

Si ambos se profesan un amor más allá de los confines de este mundo, lograrán disminuir sus diferencias. Sin embargo, el camino será escarpado y arduo. Los intereses y las formas de ser de estos signos son tan opuestas que sus caminos suelen ser paralelos, por lo que jamás se juntan.