El Tarot y La Videncia

Leo y el horóscopo de la vitalidad

Cuando vamos a hablar sobre el horóscopo de la vitalidad de cada signo, en este caso de la de Leo, es fundamental hablar de la energía que éste recibe de su ascendente o planeta regente.

Este signo recibe la total influencia del sol, lo que le confiere una fuerza, energía y vitalidad que lo hacen sobresalir de forma total y única.

La vitalidad de Leo

Al hablar  de la vitalidad de este signo, no solo debemos pensar en la energía que tiene para vivir el día a día, sino también en aquella que demuestra en cada una de las acciones y situaciones en las diferentes áreas de su vida, como ser el trabajo, el dinero, el cuidado personal, la amistad y, por supuesto, el amor. Por ejemplo, esa energía vital lo lleva a atraer a las personas, las cuales después quieren generar vínculos. No podemos dejar de mencionar la capacidad de trasformación del león, quien se adapta a los diferentes escenarios y situaciones que le toque vivir, sin dejar de hacer gala del encanto personal que lo caracteriza.

Es indispensable tomar en cuenta la siguiente información acerca del signo de Leo:

  • Debe cuidarse: el regente del león es el sol, su buena estrella que le otorga una muy buena salud, pero eso no quiere decir que pueda dejar los cuidados de lado. Existe una propensión en estos nativos a dejarse llevar por los excesos, lo que quiere decir que, sin darse cuenta, caen en abusos de comida y bebida. Del mismo modo, tienen la tendencia de trasnochar para disfrutar de la noche, mientras que al día siguiente tienen la obligación de despertarse temprano para cumplir con sus obligaciones. ¿El consejo? Que aprendan a cuidar su cuerpo y evitar los abusos.
  • Rápida recuperación: su salud de hierro los lleva a gozar de de una recuperación rápida y efectiva. Por ello es que se dan los permisos de abusar de ciertas prácticas.
  • Conflictos: cuando se tiene la vitalidad de Leo, el relacionamiento con los demás es burbujeante y lleno de matices. Sus conexiones son de todas clases, lo cual lo lleva a comportarse de forma conflictiva con las personas que forman parte de su círculo. La necesidad de dominio y control del león no se hacen esperar y el resultado son los intereses cruzados que se generan cuando alguien necesita mandar a los demás.
  • Cuidar el corazón: finalmente, es preciso saber que a Leo se le manifiestan problemas sanguíneos y de corazón. La depuración de su sangre no es una tarea que el cuerpo del leonino lleve a cabo de forma eficiente, por lo que el colesterol, el ácido úrico y la diabetes son problemas comunes en estos representantes del zodiaco. En lo referente al corazón, es preciso que haga ejercicio y lleve una dieta balanceada, así cuida el correcto funcionamiento del órgano más importante del cuerpo. Si no se cuida, este nativo desarrollará graves problemas de salud que lo pueden poner en una seria encrucijada.

En términos generales, así es como se manifiesta la vitalidad y efusividad del signo regido por el astro rey.