El Tarot y La Videncia

La Combinación más temida del Tarot egipcio

Si quieres conocer la combinación más temida del Tarot egipcio, es preciso que estudies en detalle cada una de las dos cartas que la conforman por separado, para luego analizar qué es lo que pasa cuando estos dos arcanos se juntan en una leída de Tarot.

Si bien las dos cartas por separado pueden tener significados positivos, cuando una de ellas precede a la otra, el significado de la que aparece antes puede cambiar sustancialmente y darnos un mensaje que es realmente de temer. ¿Estás listo? Entonces conócelas ya mismo.

La Regeneración – el nuevo comienzo que anuncia el arcano número 45

El arcano número 45, La Regeneración, contiene en sí mismo el mito de Osiris, el cual implica, como su nombre muy bien lo indica, la regeneración, la vuelta a la vida, la resurrección. Esto quiere decir que hay una luz en la oscuridad, el equilibro de la vida hará que aunque la situación parezca negativa, siempre prevalecerá la vida y la solución, gracias a la fortaleza interior que la persona tiene consigo.

A su vez, la espiga significa los frutos del trabajo y la productividad, lo que se refiere a que el esfuerzo da sus frutos y estos pueden palparse. La figura principal, es decir el faraón, es el propio consultante, el cual refleja su poder de poder auto-regenerarse y salir adelante de las circunstancias adversas. En resumen, la carta vaticina el rejuvenecimiento del espíritu, la vuelta a la vida luego de la adversidad, la calma luego de la tormenta. En otras palabras, es un arcano muy positivo.

La Fragilidad – el quiebre necesario que anticipa el arcano número 16

Este arcano representa la ira de Dios que cae sobre los defectos más despreciables del hombre: la vanidad y la soberbia, en especial este último. Significa un quiebre necesario que se anticipa, el cual puede traducirse en un despido a nivel laboral, una ruptura a nivel familiar, un divorcio o incluso la muerte misma.

Sin embargo, aunque a simple vista parezca una carta negativa y hasta destructiva, la Fragilidad significa la necesidad imperante de ponerle fin a una determinada situación que nos está debilitando y nos está tornando frágiles para otros aspectos de nuestra vida. Así es que es este el arcano que, si bien anticipa un sufrimiento por un corte, también nos anticipa el volver a respirar y sentirnos nosotros mismos luego del quiebre necesario que debemos dar.

La temible combinación de la regeneración y la fragilidad

Si bien ambas cartas, una más que la otra, son positivas, cuando La Regeneración es seguida inmediatamente por La Fragilidad, todo lo bueno que nos venía sucediendo se desmorona.

Si veníamos progresando en el trabajo, probablemente lo perdamos, o nos estanquemos. Si nuestro matrimonio iba muy bien, se avecina un divorcio y la lista sigue de forma interminable. Es decir, la mejora que venía aconteciendo en nuestra vida se cortará indefectiblemente.

En lo que respecta a la salud, habrá un grave problema con esta, el cual hará que corra peligro la vida del consultante. Incluso resulta muy desmotivante y desesperante encontrarnos con esta combinación cuando estamos ante la recuperación de una enfermedad, ya que el desenlace final será fatal.

Es muy importante que el tarotista le informe acerca de esto al consultante, así este sabrá cómo prepararse para lo que, de forma inevitable, se le avecina.