El Tarot y La Videncia

Conoce la mejor piedra para cada signo del zodiaco

Existen muchas piedras y gemas que potencian la energía de los signos, realzan sus virtudes y disminuyen sus defectos, pero hay una especialmente pensada para dada signo de una forma muy especial.

Podríamos decir que es la piedra de cabecera de cada nativo; esa que no le puede faltar cuando busque prosperidad, amor y salud.

Veamos ahora cuál es esa piedra para cada signo.

La piedra que puede cambiar el destino de cada signo del zodiaco

Aries – rubí: potencia la fuerza innata de este representante del zodiaco, pero no sin antes aplacar su ansiedad para que su sentido común no resulte agredido por ese ímpetu de hacer todo ya. Le da esa cuota de perspicacia que los Aries tienden a pasar por alto en medio de su apuro por lograr todo de forma inmediata.

Tauro – cuarzo rosa: vuelca al nativo del toro hacia su lado sentimental. Su natural tendencia a reservar sus sentimientos para sí quedará anulada. Por ende, podrá expresarse con respecto a lo que siente para así acercarse a quienes ama y alejarse de quienes lo perjudican.

Géminis – carbunclo: otorga voluntad y determinación para poder concluir aquello que se empieza. Este nativo tiene el hábito de dejar cabos sueltos, algo que ya no le ocurrirá tan a menudo si se sirve de esta piedra. Por otra parte, es excelente para ayudarnos a trazarnos el camino que más nos conviene en la vida.

Cáncer – esmeralda: su principal virtud radica en dar esperanza, algo que el cangrejo tiende a perder demasiado a menudo. Una vez que comience a usarla, sus metas estarán más claras y podrá enfocarse con concentración hacia lo que le importa de verdad.

Leo – zafiro: le ayuda a ganar profundidad en los asuntos al tiempo que lo sensibiliza para que pueda ponerse en el lugar de los demás y así comprender su sentir. Aumenta su capacidad de entendimiento y aprendizaje.

Virgo – diamante: purifica los pensamientos y el espíritu de un Virgo que no descansa por ser tan crítico y tender a juzgar. Lo vuelve más solidario, sin que por ello pierda su perfecta capacidad de análisis.

Libra – lapislázuli: le otorga criterio al disperso Libra. Lo ayuda a encontrar su verdadera vocación y misión en esta vida. Aleja de él todas las distracciones mundanas que lo convierten en una persona superficial.

Escorpio – Ágata: logra que el escorpión pueda acercarse más a las personas y deje de concentrarse tanto en sí mismo. Hace que sus emociones puedan salir a flote, pero sin que corra el riesgo de desmoronarse.

Sagitario – Amatista: potencia el conocimiento y lo ayuda en los viajes largos, una tendencia del signo. Es perfecta para apoyarlo en las transiciones que son tan comunes en el signo debido a su permanente decisión de cambiar su entorno y su interior.

Capricornio – Berilo: le da un cauce a la ambición del signo. No permite que esta termine devorando las bellas cualidades que hay en las cabras, tales como la ternura, la sensibilidad y la paciencia.

Acuario – Ónice: trae la energía del aguador a tierra, con lo cual logra que su creatividad tenga un puerto al cual dirigirse. Ayuda a dirigir los esfuerzos a destinos útiles y lo lleva a soñar con objetivos realizables.

Piscis – Jaspe: oficia de escudo protector para el sensible pez. En vez de que las situaciones negativas terminen devastándolo, estas serán un aprendizaje para crecer y fortalecerse. Al cabo de un tiempo, habrá aprendido a cuidarse mejor el corazón.

Información obtenida en www.elhoroscopodeldia.es y es.wikipedia.org.